En primer lugar, felicidades por tomar un gran paso adelante en tu carrera como compositor. Si estás considerando la presentación de uno (o varios) de tus temas para una oportunidad de negocio músical, entonces has llegado al siguiente nivel más allá de tan solo escribir canciones y esperando que el mundo te llegue a ti. Siendo este el caso, hay un par de errores clásicos que debes tener cuidado de evitar de manera que puedas presentarte como el profesional que, sin duda eres.

1. Nunca adjuntes un MP3 a un correo electrónico sin permiso.

En primer lugar, presentar una canción, ya sea por correo electrónico o en un disco, y no tener a un contacto que la está esperando, seria la misma cosa que no presentar una canción en absoluto. En términos realistas, las probabilidades de que logres conseguir esa oportunidad que todos los artistas desconocidos desean, son prácticamente cero. Entonces, es sumamente importante que exista algún tipo de acuerdo de antemano con una persona importante en la industria que estará esperando tu música.

Sé que estás pensando. “Toda la gente de la industria musical dice que ningún material será recibido si a ver sido solicitado,’ así que ¿cómo puedo obtener ese permiso?” Volveremos a eso en un momento, pero aquí está el punto más importante, bajo ninguna circunstancia, se debe enviar un mp3 por correo electrónico a alguien en la industria, sin tener el permiso para hacerlo. Estos archivos ocupan mucho espacio y si cada compositor enviara mp3s al correo electrónico a la misma persona en la industria musical, sin duda que se le acabaría el espacio en la memoria y por seguro se le estrellaría la computadora. La última cosa que quieres, es que un ejecutivo de disecara o programador de radio este molesto contigo antes de que llegue a escuchar tu música. La mejor manera de enviar tu cancion por email es que adjuntes un enlace a tu canción en el cuerpo del correo electrónico, eso te pondrá adelante del juego.

Ahora, en referencia de como conseguirle entrada a tu material en los lugares donde a segun “no se acepta material que fue solicitado”, el negocio de la música es un negocio de relaciones. Si usted vive en Nashville, Nueva York o Los Ángeles, debes de empezar a salir a las funciones de la industria, conferencias y eventos y conocer gente. No hay que esperar resultados inmediatos, pero los resultados vendrán. Si no vives en una ciudad grande donde la música se promueve mas fácil, utilizando organizaciones de proxy acreditados como Taxi.com es un buen comienzo.

2. Evita escribir correos electrónicos largos / letras con el envío.

Como en cualquier negocio, los editores, ejecutivos y programadores en la industria de música son personas muy ocupadas. Aunque entiendo que tu historia y razones para escribir tus canciones son importantes, eso es una discusión para otro tiempo y lugar. Una vez que haya recibido permiso para enviar tu canción, debes mantener tu correo electrónico o carta muy breve y al grano. Una simple referencia en cuanto a cómo te enteraste de la oportunidad (mencionando un conocido mutuo, por ejemplo), el artista o proyecto al cual estás lanzando (si eso es lo que estás haciendo) y tu información de contacto es realmente todo lo que es necesario. Realmente, esto significa que no encierres letras, fotos, un bio, etc.  Si alguien en la industria desea más información, se contactaran contigo. Eso es una promesa!

3. No envíes más canciones que la oportunidad requiere.

Una vez que que te han dado permiso para someter a un proyecto, es importante utilizar cierta moderación y no sobre-enviar. Por ejemplo, si una lista está pidiendo canciones para un proyecto en particular, esto significa que sólo se debe presentar una canción, o en casos muy raros, dos canciones – que se ajustan a la descripción de lo que se solicita. No veas esto como una oportunidad para mostrar la profundidad y amplitud de tu catálogo. Como mencioné anteriormente, si las personas en busca de canciones quieren más de ti, te lo van a pedir. La razón es simple, si te pusieras en su posición, podrías apreciar que estas personas tienen que pasar por una montaña de presentaciones y si tu envías demasiadas canciones, probablemente serán empujadas al fondo de la pila porque parecerá como demasiado trabajo.

4. No olvides tomar medidas de seguimiento.

Para que conste, nunca es seguro asumir que solo un correo electrónico, o un correo de voz o una sumisión de CD es suficiente. De hecho, es seguro asumir que no lo es. Mientras que tu canción podría ser la cosa más importante para ti, será una de muchas, muchas presentaciones para un proyecto o editor dado. Es seguro decir que la presentación de una canción sin seguimiento en una o dos semanas más tarde, vuelvo a decir de nuevo, que será como no someter una canción en absoluto. Experiencia dice que a menos que te haya seguimiento continuo, lo más probable es que tu canción será pasada por alto. Y, por cierto, el seguimiento no es una cosa de una sola vez. Puedes educadamente (y concisa) hacer seguimiento cada dos semanas después de tu primer seguimiento, así hasta que logres lo que buscas.

Conclusión

La presentación de tus canciones es una parte emocionante del proceso de ser un cantautor o compositor. Evitando estos errores comunes y si puedes recordar que siempre debes tratar esta parte de de tu carrera lo mas profesional posible, evitarás el riesgo de perder credibilidad en los ojos de la industria. Cuando en duda, ponte en los zapatos de la persona que le vas a enviar tu música y piensa en lo que mas apreciarían.

Buena Suerte!