1. Duración de Derecho de Autor

Así que una vez que tengas la protección de derechos de autor de tu trabajo, ¿cuánto tiempo en realidad dura? En los Estados Unidos , la protección del derecho de autor dura toda la vida más 70 años. Si usted escribió la canción con su banda o otro músico, la protección del derecho de autor va a durar 70 años después  de la muerte del último sobreviviente. Después de la muerte de los escritores, la canción se le quedará  a los herederos que podrán seguir beneficiándose económicamente. Para un trabajo por contrato, la duración del derecho de autor dura 95 años a partir publicación o 120 años a partir de la creación, o el  que sea más corto.

Una vez que se venza la protección de autor la canción queda al domino del público.  Esta es sólo una palabra elegante que significa que cualquiera puede utilizar tu música de forma gratuita. Cualquiera puede cubrir y vender tu canción, probarla, realizarla, y arreglarla sin pagar un centavo o incluso pedir permiso. Claro ya vas a tener 70 años de muerto, lo cual no te importaría mucho.  La música, por naturaleza se basa en lo que vino antes, por lo que una protección de autor infinito impediría nuevos creadores.

2. Trabajo por Contrato

Es importante tomar en cuenta que muy pocas obras musicales realmente califican como un trabajo por contrato. Los sellos discográficos no usan este término mucho para poder conseguir la ventaja de un acuerdo o para evitar los derechos de reversión que hablaremos más adelante en este artículo.

Para calificar como un trabajo por contrato, una canción debe ser escrito por un empleado mientras esta en el empleo. Por lo general, esto significa que el empleador está supervisando directamente la creación. Si una canción no es supervisado, que es el caso para la mayoría de la música, debe ponerse en servicio, creado en virtud de un acuerdo por escrito, y se utiliza, ya sea para una obra audiovisual (cine, video, programa de televisión), una obra colectiva, una compilación, una traducción, o una obra complementaria. No te preocupes demasiado por el último punto, en la mayoría de los casos sólo tienes que ocuparte de la obra audiovisual.

Con estos puntos en mente, es casi imposible que una obra creada en registro de un contrato de grabación o la publicación para calificar como un trabajo por contrato .

3. Mecánicas

La licencia de mecánica es uno de esos términos que no se usan mucho en la industria de la música. Básicamente, se trata de una licencia que otorga el derecho a realizar copias de una canción y distribuir esas copias al público. En los Estados Unidos , las licencias mecánicas son obligatorios, lo que significa que el tiempo que tu canción se ha lanzado comercialmente y el usuario le paga las requeridas 9.1 ¢ por copia, Tu estas obligado por ley a conceder la licencia. Si tu canción no se ha lanzado al público y alguien quiere grabarla, puedes cobrar lo que quieras, o incluso negarles el uso de tu canción. Esto se llama el derecho a la primera utilización.

Esto puede dar miedo pero en realidad simplifica todo. Las discográficas utilizan licencias mecánicas para distribuir su música  y así otras bandas utilizan para hacer cóvers. La Agencia Harry Fox facilita obtener licencias mecánicas para hacer los cóvers.  Al final, entre más usen tu canción de cóver mejor para ti.  Obtendrás más dinero y alcanzarás nuevas audiencias.

4. PRO’s

PRO’s  (BMI, ASCAP o SESAC) ayudan a simplificar la recaudación y distribución de regalías de rendimiento. En los Estados Unidos, la ASCAP, SESAC, BMI recogen el dinero de los lugares, emisoras de radio, cadenas de televisión, tiendas, restaurantes, y en cualquier otro lugar que toca música en vivo, y distribuye ese dinero para los compositores. Si aún no eres, regístrate con un PRO para que no te pierdas en los ingresos. No  hay tanta  diferencia entre las tres empresas, no importa en cual te registres.  Sin embargo, Requieres de una invitación para unirte con SESAC.

Sound Exchange hace lo mismo para los propietarios de grabación de sonido. Ten en cuenta que los propietarios de grabación de sonido sólo se les paga por actuaciones públicas a través de la transmisión digital (radio por Internet y el streaming). Propietarios de la composición, por el contrario, se les paga cuando su música es interpretada en la radio tradicional, radio por Internet, sitios de streaming, TV, y los lugares públicos. Este es uno de esos aspectos absurdos de la ley de copyright de Estados Unidos todavía queda de los días en que la radio tenía todo el poder.

5. Derecho de autor de Reversión

Si transferiste tus derechos a una editorial o compañía discográfica, no es el fin! Si tus derechos de autor fueron trasladados después de 1978,  aun puedes  reclamarlos 35 años más tarde. Esto significa que tu podrías re negociar un acuerdo más favorable, ir a una empresa diferente, o incluso optar por aferrarse a tus derechos para ti mismo. Ten en cuenta, que las empresas editoriales y discográficas tienen más conexiones y recursos para obtener beneficios económicos de tu música. No hay derechos de reversión de las obras de alquiler.

Te invito a compartir tus comentarios en la parte de abajo.

Traducido por: Mónica Romero
Twitter: @AntifazMonica
Contenido tomado del blog de CdBaby

%d bloggers like this: