Amazon y Pandora están en proceso de conseguir licencia con los mayores sellos discográficos del mundo para poner en marcha sus propios servicios de música en streaming a finales de este año, esto con información del Financial Times.

Se espera que ambos servicios basados en suscripción a un costo de 9.99 dólares por mes (alrededor de 185 pesos mexicanos), un precio que se ha convertido en el estándar del mercado, para así competir con los grandes de la industria como Apple y Spotify Music.

La oferta de Amazon podría lanzarse en este mes septiembre, según informes, mientras que Pandora está trabajando a marchas forzadas para lanzar su propuesta a finales de este año.

Reuters informó que los planes de Amazon para lanzar su servicio de música independiente estaba planeado para el pasado mes de junio, seguido de un informe de Recode publicado la semana pasada, donde también está trabajando en un servicio de suscripción de música por 5 dólares al mes, que será exclusivo para usuarios de red interna de la compañía Echo a través de altavoces conectados.

Amazon actualmente vende canciones individuales o álbumes completos a través de su plataforma Amazon Music, mientras que los usuarios de Amazon Prime pueden transmitir música, listas de reproducción y emisoras de radio de forma gratuita, pero la selección musical está limitada al catálogo de Amazon, en comparación con los de Apple  Spotify Music.

Las ambiciones de Pandora para poner en marcha por primera vez su propio servicio de música por suscripción, está basado en la adquisición de activos “claves” de Rdio en el año 2015, según informó The Wall Street Journal a principios del mes de agosto. La compañía planea ofrecer dos niveles de precios, que se ajustan ligeramente al ya existente de 5 dólares por mes con su plataforma de Opción libre de Anuncios, con ciertos beneficios tales como saltarse canciones, entre otros según lo publicado en el informe.

Pandora actualmente ofrece sus servicios sólo en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, además de la capacidad de escuchar emisoras de radio en forma gratuita, con publicidad en torno artistas o canciones de su catálogo, en lugar de ofrecer sólo un servicio bajo demanda, escuchando sólo música como Apple. Al ofrecer sólo las estaciones de radio aleatorios, es similar a que al usuario se le impida reproducir canciones específicas, ha sido capaz de eludir los acuerdos de licencia con los principales sellos discográficos.