Si estás leyendo eso, debes saber que no estás solo. De hecho estás en muy buena compañía con miles de otras personas que se han sentido de la misma manera.

Una carrera dentro de la música no es fácil, pero eso ya lo sabías desde mucho antes que emprendieras este camino. y ¿Por qué haz llegado hasta aquí? No dejes que los pesimistas y las estadísticas te lo impidan debido a que tienes una canción en tu corazón y una profunda pasión por compartir eso con el mundo. Sin embargo, todos en algún momento nos encontramos en ese lugar bajo de vez en cuando y si alguien te indica otra cosa, está mintiendo, lo está negando o ambos.

Pero antes de que te permitas revolcarte en el más profundo dolor y hacerlo algo devastador, lo cual es un error que altera la vida que le llevará fuera del camino de cumplir sus sueños a su máximo potencial, hazte estas tres preguntas sencillas:

1.-Primeramente ¿Por qué me quise dedicar a la música?.
Creo que la música es una vocación, no es un hobby. Es algo que habla a tu alma y enciende un fuego dentro de ti, y para pocos especialmente es una forma de vida y su carrera. Pero no puede ser algo más que una alegría personal si no te dan la oportunidad. Pudiste haber elegido nada; hay un millón de puestos de trabajo diferentes para explorar en la vida y francamente la gran mayoría de ellos proporcionaría mucha más estabilidad financiera y la seguridad de tu carrera musical estándar.

Pero  nada de eso te lo ha impedido por que sabes que estás haciendo exactamente lo que se supone que debes estar haciendo. Te debes a ti mismo para llevarlo a cabo y dedicarte a la música con toda la pasión que tienes.

2.- ¿Por qué el fracaso no es una opción?.
Como se suele decir, nada bueno viene fácil. Pero ¿Por qué nunca aceptar el fracaso como una opción para algo que significa más para ti que cualquier otra cosa? Sabes mejor que nadie que nunca te lo perdonarás y estarías todo el tiempo preguntándote lo que podrías y deberías haber sido si seguirías en la música.

No hay tal cosa como el éxito de la noche y es cierto que esto puede ser algo que cueste varios años, antes de ver el tipo de remuneración que esperabas. Pero eso no es razón para tirarlo todo por la borda. Los años de educación, el desarrollo y la experiencia que te han llevado a este punto en donde tienes que ponerlo todo en la línea y decidir lo que va a significar.

¿Vas a ser uno más del montón, de los que dejan todo su talento, se echan para atrás y convierten su vida en una mediocridad y se arrepiente? ¿O vas a tirar de ti mismo y vas a salir de esa rutina y te darás cuenta de que no debes perder más tiempo y deber seguir adelante con la fabricación de tus aspiraciones musicales para que sean una realidad?.

3.- ¿Podrías alguna vez cumplir con alguna cosa que empiezas?.
Lo más importante que necesitas es ser honesto contigo mismo y determinar si la música es en lo que estás dispuesto a dedicar tu vida. Aunque cada músico profesional ha tenido inevitablemente que cuestionarse esa situación en algún momento, es claro que no tienes otra salida ya que la música no es la mejor opción, es la única opción.

La gente persigue lo que siente en el interior, ya que es la única manera de encontrar la verdadera felicidad. En lugar de gastar tu vida decepcionándote con tu existencia diaria con el fin de satisfacer la definición de otra persona de éxito ¿Por qué no te permites hacer lo que sabes que estaba destinado a hacer y dejar que tu aplomo sea un éxito?

En las palabras de mi viejo amigo Confucio, “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un sólo día de tu vida”. Esa es la clase de sabiduría que necesitas para reorientarte y volver a la pista mi saltamonte musical!.

Adaptación al Español Por: Lucy Zúñiga