La fatiga vocal es una de las condiciones más comprometedoras que puede enfrentar un cantante o vocalista, y cuando se trata de grabar, cualquier cosa menos que tu mejor interpretación simplemente no funcionará. Algunos describen vocalistas y cantantes como atletas, y debes adoptar la misma mentalidad no solo en lo que respecta a la práctica y el entrenamiento, sino también a cuidar tu voz para evitar la fatiga vocal.

¿Qué es la fatiga vocal?
Si bien hay poca investigación o información sobre qué causa la fatiga vocal y de dónde viene, es seguro decir que varía de persona a persona, pero los síntomas siguen siendo los mismos. Algunos de los síntomas más comunes son:

Dolor muscular
Incomodidad al cantar
Se te quiebran las notas
Debilidad de la voz
Dolor de garganta

Otros signos incluyen:

Debilidad o aura en tu voz
Pérdida total de la voz
Respiración áspera o áspera
Dolor de garganta o dolor (especialmente alrededor de la manzana de Adán)

Una de las peores cosas que puede hacer es ignorar la fatiga vocal. Si observa que tiene alguno de estos síntomas o cualquier otro síntoma que pueda afectar la calidad de su sesión de grabación vocal, querrá asegurarse de que mejore lo más rápido posible. Aquí hay algunas maneras de hacer exactamente eso.

1. El descanso es lo mejor. 
La mejor manera de tratar la fatiga vocal, especialmente si tiene algún tipo de infección, es descansar. Asegúrate de mantener el calor, beber y comer adecuadamente.Evite las condiciones realmente cálidas o frías, y minimice las conversaciones, los susurros, los gritos y las risas. Además, asegúrese de dormir lo suficiente durante este tiempo de descanso (como de todos modos debería hacerlo). Esto promedia unas siete horas por noche. Intenta usar tus cuerdas vocales lo menos posible durante al menos 24 horas. Después de ese tiempo, la diferencia en la fatiga vocal será increíblemente notable, aunque puede necesitar dos o tres días para una recuperación completa.

2. Mantente hidratado
Otra de las consideraciones más importantes es mantenerse hidratado en todo momento. Esto es vital cuando estás cantando, y aún más importante si estás sufriendo fatiga vocal. Beba mucha agua y trate de evitar las bebidas azucaradas y gaseosas, junto con las bebidas extremadamente calientes o frías. Quédese con agua para obtener los mejores resultados.

3. Facilidad en ejercicios vocales
Cuando termine de descansar, no salte directamente a los solos vocales que braman. En cambio, comience de a poco y trabaje de nuevo en su yo normal. Piénselo de esta manera: si se rompiera una pierna, no iría directamente a correr una maratón; usted comenzaría pequeño y trabajaría.Tus cuerdas vocales son un músculo, como cualquier otro músculo de tu cuerpo. Comience con ejercicios cortos con un volumen bajo que no requiere mucho esfuerzo. No te esfuerces demasiado. Después de un día o dos de estos, comience a crecer suavemente. ¡Al final de la semana, podrías volver a la normalidad!

4. Obtener la opinión de un médico
Después de haber completado todo lo mencionado anteriormente, su voz debería volver a la normalidad. En algunos casos, sin embargo, puede encontrar mejoras muy ligeras o ninguna en absoluto. Si este es el caso, vas a necesitar ver a un médico. Esto se debe a que probablemente tenga algo más grave que la fatiga vocal, como una enfermedad que le causa dolor. Por supuesto, esto variará de persona a persona, así que asegúrese de que, en caso de duda, consulte a su médico.

Te invitamos a comentar con tus ideas de como aliviar la fatiga vocal y nos cuentes tus experiencias, muchas gracias por visitar nuestro blog.