Después de un tiempo de estar ausente, llevaba días pensando en retomar el Blog que tengo en este espacio, lo quería hacer de una manera diferente, pero nunca imaginé que después de tanto tiempo, sería de ésta forma, despidiendo a un compañero y amigo.

Debo decirles que no es nada fácil para mi hacerlo y sólo te diré Gracias Xorhe!

¿Sabes por qué? Porque gracias a ti aprendí lo esencial para poder escribir aquí, recuerdo mi primer post ¡Fue un desastre! pero tú tuviste la paciencia de enseñarme, yo misma me salía de mis casillas y pensaba en desertar, pero tu carisma siempre me tranquilizaba… “JIJIJIJI POS PA Q TE DIGO Q NO SI SI, DIGO PUES ES COMO TODO HAY COSAS QUE NI QUE” me decías.

Cómo olvidar un “XORHE AL RESCATE”, “NO HAY POR DONDE”, Gracias en verdad por que hoy en día muy pocos te dedican su tiempo y tu al igual que Arturo siempre han tenido la paciencia y sobre todo han aportado muchas cosas importantes en mi vida.

¿Sabes que te admiré y siempre tendré presente? Esa pasión con la que escribías tus notas, la facilidad con la que las realizabas, esa entrega, ese profesionalismo. Pero sobre todo la manera en que fuimos conociéndote, a través de whatsapp nos platicabas cuando llegabas a casa después de una jornada en tu amada Televisa, y digo tu amada por que realmente te apasionaba estar ahí. Y ya en tu casa frente a tu ordenador, escuchando a Selena y tomando una taza de café nos ponías al día de algún acontecimiento importante que se avecinaba. ¡Cuántas pláticas! Las vamos a extrañar, con todo y acuerdos y desacuerdos, pero siempre en equipo.

Gracias porque también le diste espacio a los grupos que en su momento he manejado y los hiciste reír y pasar una entrevista amena.

Podría decir muchas cosas más, pero como escribí ayer al enterarme de tu partida “En la vida, lo que a veces parece un nuevo final, es un nuevo comienzo. No te digo adiós, te doy las gracias por tu amistad y por tener la paciencia de enseñarme”. Descansa en Paz!

 Lucy Zúñiga