Las Valenzuela son tres jóvenes hermanas: Norma, Karla y Karen. Las tres nacieron y viven en Guaymas, Sonora México.

Su padre Raúl Cesar Valenzuela, músico, compositor y maestro de vocalización ha cultivado la formación artística de sus hijas desde niñas.

Desde los cinco años Norma se ha presentado en múltiples concursos artísticos; siempre obteniendo primeros lugares. Un logro significativo de Norma, a los 11 años, fue elegida entre un casting de 3,500 niños para participar ante las cámaras de Televisa a nivel nacional en el programa de “Juguemos a Cantar.” En generaciones previas, de ese programa, salieron artistas como Thalía, Lucerito y Eduardo Capetillo.

Karla ha tenido una trayectoria músico-vocal parecida a Norma ya que desde niña presento cualidades para el canto. Karla ha participado en múltiples programas de radio y televisión a nivel estatal.

Karen no tardó en presentar características similares a sus hermanas. Desde muy temprana edad empezó a cantar junto a ellas en eventos privados, ferias estatales y festivales de los santos patronos. Las chicas siempre estuvieron en gran demanda por las iglesias dada su niñez y sus voces “Angelicales.”

Durante su adolescencia acuerdan formar un grupo llamado Ángeles & Voces con su padre Raúl. Durante esa etapa se presentaron en docenas de eventos privados y masivos por toda la región. Este proyecto, con orientación “rítmico popular” duro del 2005 al 2008. En el 2009 su padre sale del grupo y las chicas dan un giro musical al estilo de Banda y cambian su nombre a Las Tres Voces. A principios del 2010, después de un encuentro con el señor Amador Bustos, Presidente de BUSTOS MEDIA, deciden unir esfuerzos para lanzar su carrera en Estados Unidos. En mayo 2011, bajo la etiqueta de BTM Music, Las Valenzuela concluyen la grabación, diseño y filmación de videos para su primer proyecto internacional titulado “Mucha Mujer.”

Te invitamos a seguir a Las Valenzuela en las redes sociales Facebook, Twitter & Youtube

Con el corazón en la mano… Las Valenzuela desean que su trabajo agrade al público, sea una bendición para su familia, y llene de orgullo al pueblo y patria que las vio nacer.