Las reuniones a gran escala como conferencias, eventos deportivos y conciertos en vivo no serán seguras para asistir hasta el “otoño de 2021 como muy pronto”, según Zeke Emanuel, director del Instituto de Transformación de la Atención Médica de la Universidad de Pensilvania.

Zeke Emanuel formó parte de un panel de expertos reunido por el New York Times sobre la vida después de la pandemia de COVID-19. El problema, según Emanuel, es “No se puede simplemente encender un interruptor y abrir a toda la sociedad. Simplemente no va a funcionar. Es demasiado. El virus definitivamente regresará a los peores niveles “.

Como él lo ve, “reiniciar la economía debe hacerse por etapas”, y los eventos llenos de gente serán la última parte de nuestras viejas vidas en regresar. Él dijo,

“Tiene que comenzar con más distanciamiento físico en un sitio de trabajo que permita que regresen las personas con menor riesgo. Ciertos tipos de construcción, fabricación u oficinas, en los que puede mantener distancias de seis pies son más razonables para comenzar antes. Reuniones más grandes (conferencias, conciertos, eventos deportivos) cuando la gente dice que re programarán esta conferencia o evento de graduación para octubre de 2020, no tengo idea de cómo creen que es una posibilidad plausible. Creo que esas cosas serán las últimas en regresar. Siendo realistas, estamos hablando del otoño de 2021 como muy pronto ”

Entonces, ¿por qué tenemos que esperar hasta la segunda mitad de 2021? Eso tiene que ver con el cronograma de desarrollo de la vacuna contra el coronavirus. Y Emanuel no está solo al pensar que una vacuna tomará entre 12 y 18 meses; de hecho, ese parece ser el consenso de los expertos .

Larry Brilliant, el epidemiólogo que dirigió el esfuerzo para erradicar la viruela, dijo a The Economist: “Creo que tendremos una vacuna que funcionará en menos de un par de meses”. Desafortunadamente, esa es la parte fácil. “Entonces será el arduo proceso de asegurarse de que sea lo suficientemente efectivo y que no sea dañino. Y luego tenemos que producirlo. [Director nacional del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos] Tony Fauci estima que 12 a 18 meses antes de que tengamos una vacuna, en cantidades suficientes, es algo con lo que estoy de acuerdo ”.

Pero Brilliant, quien también consultó en la película de 2011 Steven Soderbergh Contagion,  suena aún más pesimista que Emanuel. Él piensa que el virus COVID-19 seguirá siendo un problema, al menos por un tiempo, después del desarrollo de una vacuna.

“Solo quiero mencionar que, una vez que tengamos esa vacuna, y hayamos vacunado en masa a la mayor cantidad de personas que podamos, todavía habrá brotes. La gente no está agregando al backend de ese período de tiempo el hecho de que luego estaremos persiguiendo brotes, haciendo ping-pong entre países. Tendremos que tener el equivalente del programa de erradicación de la poliomielitis o del programa de erradicación de la viruela, con suerte en la OMS. Y ese resumen, odio usar esa palabra cuando hablamos de seres humanos, pero ese esfuerzo de seguimiento tomará un período adicional de tiempo antes de que estemos realmente a salvo ”.

En otras palabras, la re apertura de la sociedad será más lenta y más dolorosa de lo que algunos anticipan.

Por ahora, los músicos se han adaptado con vídeos de cuarentena y transmisiones en vivo de aislamiento, el problema es que muchos artistas viven de sus presentaciones de cada fin de semana y esto de a cuarentena puede venir a afectar a muchos grupos que se pueden disolver y buscar trabajos fuera de la musica para sustentar a sus familias.

A %d blogueros les gusta esto: