SoundCloud es el niño salvaje del mundo de la música digital  que permite a todas las persona subir libremente cualquier tipo de audio y los músicos la han adoptado como una forma de compartir su trabajo más reciente con los fans.

Lorde, la estrella del pop adolescente de Nueva Zelanda, saltó a la fama después de publicar su canción “Royals” allí.

Incluso en un mercado saturado de competidores como iTunes y Pandora, con los seis años de edad, SoundCloud ha logrado llegar a una gran escala, con un catálogo de contenido inusual, a menudo exclusiva. Según la compañía, alrededor de 175 millones de personas escuchan música en su plataforma  cada mes – más de cuatro veces la audiencia global de Spotify.

“Tenemos oyentes en cada país solo en el mundo – y en el espacio”, dijo Alex Ljung, presidente ejecutivo de SoundCloud, refiriéndose a las grabaciones de la Estación Espacial Internacional escritos por un astronauta canadiense.

Ahora SoundCloud ha decidido que es hora de crecer. El jueves, como parte de un nuevo acuerdo de licencia con empresas de entretenimiento, SoundCloud comenzará la incorporación de la publicidad y por primera vez dejar que los artistas y sellos discográficos cobren regalías. Finalmente, se preveé introducir una suscripción de pago que permitirá a los oyentes saltar los anuncios como con Spotify y otros servicios autorizados.

Utilizando el servicio de música en un teléfono inteligente. En muchos sentidos, el movimiento es una reacción a la presión de la industria para licenciar contenidos y producir ingresos. También refleja la compleja relación de SoundCloud con las disqueras, que utilizan el servicio para promover nuevos lanzamientos e incluso búsqueda de nuevos talentos, pero se han irritado por su incapacidad para hacer dinero a partir de millones de SoundCloud oyentes,escribió Jake Naughton para The New York Times.

Como parte de sus conversaciones de licencias, los principales sellos discográficos y algunos independientes están negociando con SoundCloud para participaciones en la empresa; a cambio, las etiquetas estarán de acuerdo en no demandar a SoundCloud sobre infracciones de derechos de autor del pasado, de acuerdo a numerosas personas que participan en las conversaciones. Tales ofertas podrían hacer SoundCloud un candidato de adquisición de fascinación; a principios de este año Twitter consideró comprarlo, pero al final decidió no hacerlo.

Uno de los riesgos de SoundCloud, ya que va más convencional estaría perdiendo algo de su factor cool, así como la buena voluntad que ha construido entre los artistas.

En junio, Kaskade, una estrella de American DJ, desató un acalorado debate cuando dijo que decenas de sus pistas SoundCloud habían sido bloqueadas por violar los derechos de autor.  En una entrevista esta semana, todavía parecía impresionado por SoundCloud, que calificó de “tan hermoso, tan elegante” en la forma en que la plataforma trabaja con los medios de comunicación social. Pero también criticó que en la forma en que maneja los avisos de copyright, la que él y otros dicen que han aumentado fuertemente en los últimos meses.

Fundada en Berlín por el Sr. Alexander Ljung, de 32 años, y Eric Wahlforss, 34, dos ingenieros suecos inmersos en el mundo de la música electrónica, en SoundCloud rápidamente encontraron un hogar en la cultura dance conocedores de la tecnología de esa ciudad. “En verdad la moda de Berlín, que empujó el botón de lanzamiento de la mitad de una pista de baile en un club a la medianoche,” Mr. Ljung recordó.

La compañía ha recaudado más de $ 100 millones en financiación de riesgo de los inversores de primera línea incluyendo Kleiner Perkins Caufield & Byers, Index Ventures y Union Square Ventures. Fred Wilson, socio de Union Square, que también ha invertido en Twitter y Tumblr, dijo que vió potencial para SoundCloud como una alternativa a la estructura de retail como de otros servicios de música.

“Vi que esto no era sobre la música en el género de iTunes”, dijo Wilson. “Se trataba de la música en el género de YouTube, donde nadie participó, era un enfoque de abajo hacia arriba “.

La compañía dice que 350 millones de personas se encuentran con archivos de audio de SoundCloud cada mes en la web y en dispositivos móviles y 175 millones de ellos, hacen clic en el juego al menos una vez. A pesar de  la enorme audiencia, sin embargo, sus ingresos han sido minimos hasta la fecha, ya que la empresa ha hecho dinero sólo de los honorarios que cobra a algunos de sus proveedores más activos. De acuerdo a documentos públicos en Gran Bretaña, donde SoundCloud cuenta con una oficina, que tenía alrededor de $13 millones en ingresos y $20 millones en pérdidas netas en 2012, el año más reciente para el que sus cuentas están disponibles.

Para su nuevo programa, el primer ministro, SoundCloud firmará acuerdos de licencia con compañías de música que permitirán que se ejecute la publicidad en su servicio. La mayor parte de los ingresos de los anuncios irán al proveedor de contenido, dijo Jeff Toig, director de negocios de SoundCloud, aunque se negó a ser más específico.

Los primeros anunciantes como Red Bull, Jaguar y Comedy Central, cuyos anuncios se ejecutará sólo en combinación con el contenido con licencia. Entre los socios de contenido iniciales son dos principales editores de música, Sony / ATV y BMG; los distribuidores INgrooves y semillas; el sitio de comedia Funny or Die; y una serie de artistas independientes, entre ellos el rapero Washington Goldlink.

A pesar de meses de negociaciones, las tres principales compañías discográficas – Universal, Sony y Warner – no han concluido acuerdos de licencia. Personas informadas sobre esas conversaciones dicen que de alguna manera la vitalidad de la plataforma de SoundCloud es una parte del problema: Hay tantos DJ mezclas, mash-ups y otras obras híbridas, compartieron y volver a mezclarse con tanta frecuencia, que los términos de licencia apropiados todavía no se han resuelto completamente. Después de todo, ¿cómo dividir el dinero de un dubstep mash-up de tres minutos de Britney Spears, Eurythmics, Beethoven y una docena de otros?

SoundCloud y las etiquetas se negaron a comentar sobre sus negociaciones.

Con SoundCloud madurando, está la cuestión de si sus usuarios acostumbrados a la música sin publicidad, aceptarán la nueva dirección. Según el Sr. Ljung, la historia artista centrada de la compañía ayudará en este sentido.

“La gente sabe que SoundCloud es en gran medida una plataforma creada”, dijo. “Ellos entienden que si oyen un anuncio, a continuación, a un creador se le paga para él también.”

Articulo traducido por: Lucy Zuñiga
Ver versión en ingles aquí : NY Times

Te invitamos a dejar tus comentarios en la parte de abajo.