Teodoro Bello Jaimes nace un 9 de noviembre en San Simón de Guerrero, Estado de México, hijo de don Efrén Bello Benítez y doña Emilia Jaimes Peña.

En plena niñez, las circunstancias lo llevaron junto con su familia a trasladarse a la Cuidad de México. Ahí se desempeñó en diversas actividades, debido a que desde sus primeros años trabajó para contribuir a la economía familiar.

A los 14 años, un día descubrió su habilidad para componer y crea su primera canción Las rosas se marchitaron. A pesar de que no sabía leer ni escribir, su inspiración natural le permitió seguir creando canciones.

Sin embargo, a pesar de haber tenido un inicio de carrera muy adverso, como él mismo lo cuenta, Teodoro Bello nunca se desmotivó y redobló esfuerzos y energía dedicándose a la composición. Así, en un par de años tenía más de una treintena de temas grabados formalmente en sellos discográficos y con diferentes artistas.

Su creatividad musical le ha permitido recibir reconocimientos a nivel nacional e internacional, tales como: Diploma por su destacada participación en el concurso Buscando una Voz, en junio de 1988; premio La Voz, de 1979, en Los Ángeles, Cal., por BMI y ASCAP a: Me falta valor, De rama en rama, El reportero, La reina del sur, Prisión de amor, El ejemplo, La fama de la pareja, No puedo más, La mesa del rincón y La tragedia del vaquero. En el 2000 Teodoro Bello recibió por parte de BMI el reconocimiento al Compositor del Año, y en 2008, la Sociedad de Autores y Compositores de México le otorgó el Reconocimiento Trayectoria 25 y más…, como homenaje a su larga y fructífera carrera en el mundo de la composición.

Hasta nuestros días, la inspiración de este autor mexiquense le ha permitido tener en su haber más de mil grabaciones. Entre los temas más relevantes de Teodoro Bello podemos mencionar: Jefe de jefes, Pacas de a kilo, Nos estorbó la ropa, La mesa del rincón, Tumba falsa, Prisión de amor, El águila real, El avión de la muerte, Agua salada, Me falta valor, Quisiera ser una lágrima, Entre el amor y yo, La tragedia del vaquero, Te quedaste sola, La venganza del tahúr, El Gallo de Sinaloa, El rengo del gallo giro, El mojado acaudalado, No puedo más, La reina del sur y El ejemplo.

Las obras de Teodoro Bello han sido cantadas por intérpretes de la talla de: Vicente Fernández, Pepe Aguilar, Los Tigres del Norte, Intocable, Banda el Recodo, La Arrolladora Banda el Limón, Ramón Ayala, Lupillo Rivera, Banda Laberinto, Guardianes del Amor, Lorenzo de Monteclaro, Chalino Sánchez, Banda Machos, Bronco, Alicia Villarreal, Alberto Vázquez, Botellita de Jerez, Molotov y Ely Guerra, sólo por mencionar algunos. Sobre ellos, Teodoro comenta que les admira y agradece el interés en su obra, ya que han sido parte fundamental en su carrera.

A lo largo de su trayectoria, Teodoro Bello ha grabado seis producciones, identificadas con los títulos: El último golpe, Y vas a llorar, Tus besos de miel, Así se canta en el norte, Libro de recuerdos y Me regalo contigo, en donde él interpreta sus propios temas.

Es mucho lo que podría decirse de este autor, quien reconoce tener facilidad para componer canciones, es un trabajador incansable, amigo entrañable que lleva en el medio más de treinta y cinco años en su actividad como compositor, y recreando al público con sus canciones, agradecido con Dios y con la vida.

%d bloggers like this: